--Bienvenidos a Capinota  
Servicios:
-
- Inicio
- Historia
- Guía Turistica
- Noticias Locales
- Noticias Nacionales
- Galería de Fotos
- Directorio Capinoteño
- E-mail Gratuito
- Literatura
- Música
- Sugerencias
- Lynks

 

 

Sección de Noticias Nacionales e Internacionales

 

La cadena de acontecimientos que enfrentó a Bolivia y Chile


1836
Se consagra la Confederación Perú-Boliviana, a iniciativa del general Andrés de Santa Cruz, que inquieta tremendamente a Chile. "La posición chilena frente a la Confederación Perú-Boliviana es insostenible. Unidos esos dos Estados, aunque no sea más que momentáneamente, serán siempre más que Chile en todo orden de cuestiones y circunstancias. La Confederación debe desaparecer para siempre del escenario de América. Debemos dominar para siempre en el Pacífico", decía una nota del Gobierno de Chile a su Ejército.

1842
Chile, que dispone el límite de su frontera con Bolivia hasta el despoblado de Atacama, desconociendo el legal fijado en el grado 25 de latitud sur, promulga una ley que declara de propiedad nacional las guaneras de Coquimbo, del desierto de Atacama e islas adyacentes. Bolivia representa ante el Congreso y demuestra con documentos y pruebas que el límite sigue siendo el río Salado.

1843
Las autoridades del puerto de Cobija apresaron a ciudadanos chilenos que cargaban guano clandestinamente en el lugar Orejas de Mar.

1846
La tripulación de la goleta chilena "Janequeo" iza la bandera chilena en Punta Angamos, de Bolivia.

1863
A comienzos de año el representante británico en Santiago informa a su Gobierno de que "se ha comprobado que los depósitos de guano de Mejillones son extensos y de mejor calidad".
En marzo Chile toma posesión de Mejillones ante las vanas protestas bolivianas. La Cancillería chilena declara "su incuestionable derecho" sobre el desierto hasta el grado 23, por lo que "dispondría como dueño de los depósitos de guano". Rechaza todo acto jurisdiccional de las autoridades bolivianas en esos parajes que califica como una "injustificable agresión a su territorio".
En junio el Congreso boliviano, en sesión secreta autoriza al Poder Ejecutivo a declarar la guerra a Chile "siempre que, agotados todos los medios conciliatorios, no obtuviese la reivindicación del territorio usurpado". Las autoridades no logran una alianza militar con Perú.

1864
El plenipotenciario Tomás Frías viaja a Santiago e intercambia notas diplomáticas con el canciller Manuel Tocornal. "Resulta improrrogable la necesidad de poner término a semejante estado de cosas que, tras alterar la buena armonía, pone en riesgo la paz de ambas repúblicas", planteó Frías tras lo cual las relaciones quedaron suspendidas.

1865
Un altercado entre un terrateniente peruano y emigrantes vascos deriva en la presencia de barcos españoles frente a las costas peruanas que, en represalia a un desaire oficial a su representante diplomático, toma posesión de las islas Chincha -grandes depósitos de guano- e iza su bandera. Se suceden manifestaciones antiespañolas en Valparaíso durante la cual se ultraja la bandera española. Para exigir que Chile pida disculpas, las naves amenazan bombardear ese puerto. En el apuro, los chilenos buscaron alianzas con Perú, Ecuador y Argentina, menos Bolivia, por no tener relaciones.
Pero, el presidente boliviano Mariano Melgarejo optó por ser generoso. Derogó la ley de declaratoria de guerra y ofreció ponerse al lado de Chile. Sin puertos donde repostar, los navíos españoles retornan al norte no sin antes acabar su munición ante el blanco de Valparaíso.
"El Gobierno boliviano, haciéndose superior a las desavenencias, ofreció un noble ejemplo de fraternidad americana y dio la medida de la elevación y generosidad de sus sentimientos", declaró ante su Congreso el canciller chileno. Más tarde, Chile ofreció su disposición a aceptar la frontera que Bolivia señalara. Pero Melgarejo dejó pendiente el asunto.

1866, agosto. Se suscribe el tratado de límites entre Bolivia y Chile; se fija el paralelo 24 de latitud meridional, pero además se reparten al 50% la explotación de guano entre los paralelos 23 y 25.

1868, septiembre. El presidente Mariano Melgarejo concede por 10.000 pesos los derechos exclusivos para explotar, elaborar y exportar salitre en el departamento de Cobija por quince años. Los concesionarios chilenos fundaron la Sociedad Exploradora del Desierto, presidida por José Santos Ossa.
En octubre. En la caleta Chimba se asienta la "Compañía de Salitres y FFCC de Antofagasta", que asume la concesión de Santos Ossa, y promueve una gran emigración chilena a Antofagasta.

1872
El general boliviano Quintín Quevedo protagoniza un levantamiento contra el Gobierno en Antofagasta, apoyado por 300 partidarios. Ante el fracaso se asila en la corbeta chilena Esmeralda.
En noviembre. El Congreso autoriza al presidente Agustín Morales a suscribir un tratado de alianza con Perú, que es aprobado por el Parlamento peruano en abril de 1873 y por la Asamblea boliviana en junio de ese mismo año, bajo la presidencia del general Adolfo Ballivián.

1874, agosto. Bolivia y Chile firman un nuevo Tratado de Paz y Amistad, que ratifica la frontera en el paralelo 24. Además, Bolivia se compromete a no incrementar impuestos en 25 años a las explotaciones de salitre y minerales.

1877, enero
El representante diplomático de Gran Bretaña en Santiago informa a su gobierno de que "se están haciendo esfuerzos para inducir a Chile a adueñarse de Antofagasta y la costa adyacente. Hace tiempo que se sospecha que Chile está dirigiendo ojos codiciosos a ese puerto de Bolivia".
En mayo, 9. Un maremoto acompañado de fuertes sismos en tierra afectan toda la costa y deja en semirruinas las edificaciones de Antofagasta, Cobija, Tocopilla y Mejillones, entre otros.

1878, febrero 10
El Congreso aprueba una ley que fija un impuesto de diez centavos por quintal de salitre a la Compañía de Salitre y FFCC de Antofagasta, cuyos accionistas eran los ministros chilenos de Relaciones Exteriores, Alejandro Fierro, de Guerra, Cornelio Saavedra, de Justicia, Julio Segers, el comandante del Ejército, Rafael Sotomayor y el ex ministro de Guerra, Francisco J. Vergara. El impuesto iba a destinarse a reparar edificios dañados por el sismo.
Chile alega que ese impuesto violaba el Tratado de Paz y Amistad del año 1874. El presidente Hilarión Daza no responde a la protesta pero tampoco aplica la disposición tributaria.

1878, diciembre
Tras visitar el puerto de Antofagasta, el ministro de Hacienda convence al Gobierno de la necesidad de aplicar el impuesto de diez centavos. Chile convierte en un problema internacional. Moviliza al acorazado Blanco Encalada, ordena a su agente diplomático a retirar su pasaporte de la Cancillería de La Paz y declara que "renacen para Chile todos los derechos que legítimamente hacía valer antes de 1866".

Atras

 

Aportes

Usted también puede aportar al desarrollo de este sitio de nuestra querida tierra Capinoteña, escríbanos a oth@capinota.com

Todas las sugerencias serán tomadas en cuenta. Gracias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Copyright  2006 Black CAT Internet
 Web:
http://www.capinota.com/blackcat , E-mail: oth@capinota.com