--Bienvenidos a Capinota  
Servicios:
-
- Inicio
- Historia
- Guía Turistica
- Noticias Locales
- Noticias Nacionales
- Galería de Fotos
- Directorio Capinoteño
- E-mail Gratuito
- Literatura
- Música
- Sugerencias
- Lynks

 

 

Sección de Noticias Nacionales e Internacionales

 

Intentan reconstruir de YPFB lo que la capitalización devastó


Con escasa infraestructura propia, personal contratado con altos sueldos, algunos con visos de irregularidades, y disminuida actividad en el rubro hidrocarburífero, así quedó Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, YPFB, a diez años de su capitalización.
Su refundación en principio y ahora su reconstrucción, es el reto más grande que el presidente de la petrolera estatal, Jorge Alvarado Rivas, tendrá que asumir para que YPFB vuelva a ser la empresa del Estado más importante que era en el pasado y que le daba los mayores recursos al Tesoro General de la Nación, TGN.
El hidrogeólogo boliviano, hoy, la máxima cabeza de Yacimientos, ha emprendido importantes actividades para que la petrolera no sólo vuelva a participar en toda la cadena hidrocarburífera bajo alianzas estratégicas con grandes empresas extranjeras, sino hacer respetar lo que la nueva Ley de Hidrocarburos manda, “los hidrocarburos son de los bolivianos y para los bolivianos”.
OPINIÓN conversó con Alvarado, un hombre que ha ejercido varios cargos en Bolivia y en varios países del mundo, sobre todo Rusia.
En la extensa entrevista, el hidrogeólogo nos habla desde su llegada a la petrolera estatal, hasta los planes que pretende desarrollar para sacar al país de la pobreza.

OPINIÓN (O): ¿Cómo ha encontrado a YPFB, luego de asumir la presidencia?
Jorge Alvarado (J.A.): Estamos haciendo una evaluación de la empresa y hemos podido observar que ha sido un botín político, a tal punto de que existen tres planillas de sueldos. Hay dos vicepresidencias y la gerencia nacional de administración y finanzas. Existen diferencias muy grandes de sueldos entre profesionales del mismo nivel de una y otra vicepresidencia. En una de las vicepresidencias, un profesional ganaba siete mil bolivianos y en la otra ganaba de 13 a 4 mil bolivianos. Esto demuestra que aquella vicepresidencia que tenía más influencia política, conseguía que sus trabajadores tengan mejores sueldos. Ésta es una de las irregularidades más resaltantes. Otra es que en el año 2005 han entrado cerca de 35 personas, pese a que la empresa no ha crecido ni ha incrementado sus acciones. Y más interesante aún es que en los meses de noviembre y diciembre han entrado alrededor de ocho personas, faltando sólo algunos meses para la realización de las elecciones.
Otra irregularidad, el año pasado se han incrementado los sueldos de aproximadamente 60 personas en tres oportunidades. Han habido casos de incrementos de hasta el doble en todo el año. Otra irregularidad es que los profesionales tenían una tolerancia de media hora para entrar a trabajar y las mujeres, además, tenían tolerancia para irse una hora antes. Estos son hechos que no se pueden aceptar. Cuando en la calle la gente se está muriendo de hambre por falta de fuentes de trabajo, resulta que YPFB se estaba manejando como una hacienda. No había un criterio empresarial para manejar la petrolera estatal; más bien lo manejaban como un botín para provecho personal y no para provecho del Estado boliviano.

O.: ¿Y qué hizo ese personal para cumplir la nueva Ley de Hidrocarburos?
J.A.: Han pasado nueve meses y resulta que dentro de lo que dice la ley sobre la refundación de YPFB, que nosotros estamos llamando reconstrucción, cuando preguntamos a la anterior administración qué habían hecho para conducir la refundación, la respuesta ha sido sencilla: han dicho “nada”. Y evidentemente, no han hecho absolutamente nada encaminado a la refundación. Ahora, paralelamente a la evaluación que estamos haciendo de YPFB, estamos tomando acciones y decisiones.

O.: ¿Qué va a pasar con el personal de YPFB?
J.A.: Lo primero que estamos haciendo es la evaluación del personal. Vamos a cambiar la estructura, vamos a cambiar la curva salarial con el mandato del Presidente de la República, vamos a cumplir al pie de la letra el decreto de reducción de sueldos, por lo menos en los altos niveles. Vamos a reducir el sueldo de todos aquéllos que ganan por encima de 8 mil bolivianos.

O.: ¿Podríamos conocer cuánto ganaban en la anterior administración los altos cargos jerárquicos?
J.A.: Por ejemplo, el presidente de YPFB ganaba 19 mil bolivianos y ahora ha de ganar 14 mil bolivianos; los vicepresidentes 13.800 bolivianos y así sucesivamente van a bajar los sueldos.

O.: ¿Se acabó aquel botín político? ¿Se acabó el aprovechamiento de empresas estatales como Yacimientos?
J.A.: Exactamente. Y quiero aclarar que no estoy botando absolutamente a nadie por aspectos políticos. Sí estoy sacando a alguna gente, es porque han entrado a trabajar irregularmente. Por ejemplo, éstos que han ingresado en los meses de noviembre y diciembre sin ninguna necesidad de hacerlo. También se irán aquellas personas que han entrado y que en la empresa no estaban cumpliendo ninguna función. Por ejemplo, un farmacéutico que estaba trabajando en la parte administrativa, porque era hermano del ex ministro (Jaime) Dunn. Lo que queremos es que YPFB no sea un botín político, tenemos que partir cambiando esas formas de administrar que tenían los partidos tradicionales.

O.: ¿Se contratará más gente?
J.A.: Seguro que ha de generar fuentes de trabajo. Si estoy hablando de recuperar las 53 estaciones de servicio de propiedad de YPFB, ahí ya estoy generando fuentes de trabajo; en cada administración se van a necesitar un administrador y, por lo menos, 10 empleados. Otra posibilidad se dará cuando recuperemos el mayoreo y otra de las actividades que queremos desarrollar, en forma intensiva y extensiva, es la de las conexiones domiciliarias. Tenemos ya un ofrecimiento de cerca de 150 millones de dólares, 60 de ellos de Holanda, de los cuales 35 por ciento serán a fondo perdido. Tenemos ofrecimientos de dos empresas chinas que también quieren hacer inversiones en conexiones domiciliarias. Tenemos ofrecimientos de Petrobras, que también quiere entrar en las conexiones domiciliarias. Tenemos ofrecimiento de Venezuela, de Pdvza, también para conexiones domiciliarias. O sea que hay mucho interés en apoyar a YPFB en lo que es conexiones domiciliarias. Contando nada más que con unos 150 millones de dólares para conexiones, podríamos hacer, por lo menos, 500 mil nuevas conexiones domiciliarias.
Queremos hacer estas conexiones, fundamentalmente, en las zonas deprimidas: en El Alto, Oruro, Potosí, donde el frío es muy fuerte y el gas ha de servir para la calefacción de los hogares. En Cochabamba pensamos hacer estas conexiones en el valle Alto, en el valle Bajo y en el Chapare. Es algo contradictorio que siendo el Chapare productor de hidrocarburos de Cochabamba, no tenga gas para sus hogares. Entonces, estas actividades van a generar muchas fuentes de trabajo. En la medida que vayamos creciendo, con seguridad vamos a abrir fuentes de trabajo. Solamente para este año se desarrollarán de cuatro a cinco proyectos: las estaciones de servicio, el mayoreo, la importación de diesel y las conexiones domiciliarias. Por eso hay una gran perspectiva para profesionales, para obreros dentro de lo que serán las actividades de la empresa.

Atras

 

Aportes

Usted también puede aportar al desarrollo de este sitio de nuestra querida tierra Capinoteña, escríbanos a oth@capinota.com

Todas las sugerencias serán tomadas en cuenta. Gracias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Copyright  2006 Black CAT Internet
 Web:
http://www.capinota.com/blackcat , E-mail: oth@capinota.com